Luz de Viento

En un principio surgió la idea, de no dejar que las cosas ocurrieran como siempre, sino comenzar algo nuevo. El peligro para el medioambiente, por la combustión de carburantes fósiles y el incalculable riesgo de la energía nuclear, hacen necesarios nuevos conceptos para la generación de energía del siglo XXI.

Desde la fundación de Luz de Viento a principios de la última década, utilizar una inagotable fuente de energía como es el viento, ha significado nuestra razón de ser.

Hoy día la energía eólica es el sistema de producción energética con más crecimiento del mundo. El potencial alcanzado por el "boom eólico" nos permite transmitir nuestro saber hacer y nuestra experiencia a otros países europeos, sin perder nuestras raíces españolas. Con coraje, competencia y visión, podemos mirar hacia un futuro prometedor.
Al principio surgió la idea de que había que comenzar algo nuevo y que las cosas debían de desarrollarse de manera distinta.